¿Hablamos? Reserva tu cita aquí | T. 639 712 010      

Logo Nuria Núñez. Psiquiatra

Qué ve una psiquiatra infantil en la película «Inside Out 2»

ALEGRÍA Y TRISTEZA VISITAN LOS SISTEMAS DE CREENCIAS

La película «Inside Out 2» es una obra maestra que no solo entretiene, sino que ofrece una profunda metáfora sobre el desarrollo emocional y psicológico en la adolescencia. Desde la perspectiva de una psiquiatra infantil, esta película proporciona valiosas lecciones sobre el apego seguro, el desarrollo de creencias, la configuración de la personalidad y la importancia de reconocer nuestras partes internas. El Apego Seguro y el Desarrollo de Creencias En la primera película, «Inside Out», conocimos a las cinco emociones principales: Alegría, Asco, Miedo, Ira y Tristeza. Cada una de estas emociones tiene un rol crucial en la vida de Riley, la protagonista, ayudándola a navegar por los desafíos cotidianos. Al final de esta película, Riley es una niña feliz, con un apego seguro, gracias a la presencia consistente y amorosa de sus padres. En «Inside Out 2», la historia avanza con Riley entrando en la adolescencia. Las emociones de Riley siguen desempeñando papeles cruciales, pero ahora se enfrentan a desafíos más complejos. Las nuevas experiencias y relaciones de Riley empiezan a formar creencias más profundas sobre sí misma y el mundo que la rodea. Estas creencias fundamentales, como «Soy capaz» y «Soy una buena persona», son esenciales para su desarrollo emocional. La Coordinación de Emociones en la Adolescencia Una escena significativa en «Inside Out 2» muestra a Riley en un partido de hockey. Aquí, vemos cómo sus emociones trabajan juntas: la alegría la motiva, el asco le recuerda ponerse el protector bucal, el miedo la protege de caídas, la ira le da energía para jugar agresivamente, y la tristeza le avisa cuando comete errores. Esta coordinación muestra cómo las emociones pueden funcionar en armonía para ayudar a Riley a enfrentar situaciones desafiantes. Aparición de Nuevas Emociones y Cambios en el Cerebro A medida que Riley crece, su cerebro también evoluciona. La película introduce nuevas islas y funciones cerebrales, simbolizando los cambios en sus creencias y su autoimagen. Sin embargo, esta armonía se ve perturbada con la llegada de nuevas emociones: Ansiedad, Aburrimiento, Vergüenza y Envidia. Estas emociones se irrumpen en el panel de control de Riley, tratando de reconfigurar su personalidad desde cero. Riley comienza a experimentar la presión de ser aceptada por sus amigas y de destacarse en el hockey, lo que lleva a la ansiedad a tomar el control. Esta emoción negativa instala creencias como «Solo seré aceptada si soy la mejor en hockey» y «Solo tendré amigas si soy guay». Estas nuevas creencias afectan negativamente su autoestima y su bienestar emocional. Luchando con la Ansiedad y Aprendiendo a Aceptar Nuevas Emociones La película muestra cómo las emociones nucleares de Riley intentan recuperar el control mientras la ansiedad causa estragos. En una escena de Imaginalandia, vemos una sala de dibujantes que proyectan escenarios catastróficos, todos dirigidos por la ansiedad. Esta representación es una metáfora de cómo nuestra mente puede imaginar miles de escenarios, la mayoría de los cuales nunca ocurrirán, especialmente cuando estamos ansiosos. Alegría, en su intento por ayudar, aprende una lección crucial: no se pueden controlar todas las situaciones y que todas las emociones, incluso las desagradables, son necesarias. Tapar pensamientos o emociones incómodas no es una buena estrategia a largo plazo. Reconociendo la Complejidad de la Personalidad con IFS La película también refleja conceptos de la Terapia de Sistemas Internos (IFS). Según la IFS, todos tenemos diferentes partes internas que interactúan entre sí. Riley aprende que puede ser una buena persona, pero también competitiva, egoísta y autoexigente. Aceptar todas estas partes la hace más resiliente. La Necesidad de Nuevas Emociones La conclusión de «Inside Out 2» es que necesitamos estas nuevas emociones para sobrevivir y adaptarnos a nuevas situaciones. Aceptar y reconocer todas nuestras emociones es clave para una personalidad equilibrada. Así como Riley, todos necesitamos integrar nuestras emociones y creencias para enfrentarnos a los desafíos de la vida de manera saludable y efectiva. Conclusión «Inside Out 2» es más que una película para niños; es una guía visual para entender el complejo mundo emocional de los adolescentes. A través de las experiencias de Riley, podemos ver la importancia de un apego seguro, el desarrollo de creencias saludables y la aceptación de todas nuestras partes internas. Esta película es una herramienta invaluable para padres, educadores y profesionales de la salud mental que buscan comprender mejor las emociones y el desarrollo psicológico de los jóvenes.

Estrategias Efectivas para Ayudar a Alumnos con TDA en el Aula

Profesora revisa deberes de una alumna con TDA

En el ámbito de la educación, es crucial comprender y aplicar estrategias que faciliten el aprendizaje y la integración de todos los estudiantes, especialmente aquellos con Trastorno por Déficit de Atención (TDA). Los niños con TDA suelen enfrentar desafíos únicos en el aula, y es responsabilidad de los educadores y profesionales de la salud mental proporcionar las herramientas y técnicas necesarias para ayudarlos a tener éxito. En este artículo, comparto algunas estrategias prácticas que pueden ser implementadas para apoyar a estos alumnos, con el objetivo de mejorar su concentración, motivación y autoestima. ¿Qué es el TDA? El TDA  es un trastorno neurobiológico que afecta la capacidad de un niño para mantener la atención, controlar impulsos y regular su comportamiento. Es importante recordar que los comportamientos asociados con el TDA no son intencionados; los niños con este trastorno a menudo se esfuerzan mucho más que sus compañeros para cumplir con las expectativas académicas y sociales. Por esta razón, es esencial crear un ambiente inclusivo y comprensivo en el aula. Estrategias para Facilitar su Aprendizaje Utilizar Elementos Visuales en el Aula Los elementos visuales pueden ser una herramienta poderosa para ayudar a los alumnos con TDA a mantenerse organizados y enfocados. Carteles con instrucciones claras, recordatorios visuales y diagramas pueden servir como guías constantes. Estos recursos no solo facilitan la comprensión de las tareas, sino que también ayudan a los estudiantes a recordar las expectativas y los pasos a seguir. Proponer Actividades que Impliquen Movimiento Los niños con TDA a menudo tienen una gran necesidad de movimiento. Proponer actividades que impliquen moverse por el aula, como repartir folios o llevar mensajes a otros profesores, puede ayudar a canalizar su energía de manera productiva. Estas actividades también pueden romper la monotonía de estar sentados y proporcionar un descanso mental necesario. Estar Pendientes de su Atención Es fundamental ubicar a los alumnos con TDA en las primeras filas del aula para reducir distracciones. Además, los profesores deben hacer un esfuerzo consciente para mantener su atención a través de preguntas directas y contacto visual frecuente. Mantener una interacción constante puede ayudar a los estudiantes a sentirse involucrados y apoyados. Revisar las Agendas Regularmente Los niños con TDA pueden tener dificultades para recordar tareas y fechas importantes. Revisar sus agendas diariamente puede asegurarse de que llevan apuntadas todas las asignaciones y exámenes. Este hábito no solo ayuda a mantener a los alumnos organizados, sino que también les enseña habilidades de planificación y gestión del tiempo. Supervisar de Cerca Durante los Exámenes Durante los exámenes, es crucial que los profesores supervisen de cerca a los alumnos con TDA para asegurarse de que hayan comprendido y respondido a todas las preguntas. La supervisión adicional puede reducir la ansiedad y aumentar la confianza de los estudiantes, asegurando que demuestren su verdadero potencial académico. Muchos profesores ya aplican estas estrategias de forma autónoma, reconociendo la importancia de adaptar sus métodos de enseñanza para apoyar a todos los alumnos. Sin embargo, otros pueden enfrentar dificultades para aceptar o implementar estos cambios, ya sea por falta de conocimiento o por resistencia al cambio. Es esencial proporcionar a los educadores las herramientas y el apoyo necesarios para que puedan ayudar eficazmente a los alumnos con TDA. Estas estrategias no solo facilitan la integración de los niños con TDA en el aula, sino que también contribuyen a mantener su motivación por el estudio y a preservar su autoestima. Un ambiente inclusivo y comprensivo puede marcar una gran diferencia en la vida de estos estudiantes, ayudándolos a alcanzar su máximo potencial. ¡Cuéntame! Invitamos a todos los profesores y educadores a compartir sus experiencias y estrategias en los comentarios. ¿Qué métodos han encontrado útiles en sus aulas? ¿Cómo han adaptado sus enseñanzas para apoyar a los alumnos con TDA? Juntos, podemos crear una comunidad de aprendizaje y apoyo, donde cada estudiante tenga la oportunidad de brillar. Conclusión Implementar estrategias efectivas para ayudar a los alumnos con TDA en el aula es una responsabilidad compartida por todos los profesionales de la educación y la salud mental. Al comprender y aplicar estos métodos, podemos crear un entorno educativo inclusivo que fomente el éxito académico y el bienestar emocional de todos los estudiantes. Comparte tus experiencias y contribuye a esta misión de apoyo y comprensión.

¿Por qué la familia no es un sistema democrático?

En el post anterior hablábamos de que una familia tiene que adaptarse para poder hacer frente a las crisis y poder así traspasar a la siguiente etapa. Tras ese periodo de crisis, la familia se reconfigura para lograr un nuevo equilibro que le permite afrontar los nuevos retos de la siguiente etapa. Pero, hay cierta estructura, unos andamios que deben permanecer fijos, y estos son los SUBSISTEMAS FAMILIARES. ¿Y estos cuáles son?   El sistema conyugal es el que forma la pareja desde antes de ser padres. Está basado en la complementariedad y la acomodación de la pareja, cada uno cede parte de su individualidad para lograr un sentido de pertenencia al subsistema. Este sistema debe ser una fuente de apoyo y consuelo frente al estrés externo o de los propios hijos una vez llegan. El sistema parental se crea en el momento que nace el primer hijo, y es una evolución del sistema conyugal, donde se deben combinar las nuevas tareas de crianza sin renunciar al apoyo entre ellos. Este subsistema debe adaptarse a los nuevos retos y crisis que debe transitar la familia, pero sin romperse ( aunque haya un divorcio) y manteniendo su posición jerárquica superior. El subsistema fraternal es el primer laboratorio de socialización de los niños. De sus hermanos aprenden a convivir, a negociar, a cooperar, a compartir, a aliarse, a reconciliarse… Todo esto será significativo en cómo se relacionan con sus iguales fuera del ámbito familiar. Cada subsistema es independiente, y los miembros no deben ocupar el lugar de los padres y viceversa. Para ello en cada familia se crean reglas y se dibujan unos límites que deben ser claros pero no excesivamente rígidos. LA JERARQUÍA ES FUNDAMENTAL Hay personas a las que esta palabra le da urticaria. Pero es que la jerarquía es fundamental para que el sistema familiar funcione. En el momento en el que el padre adopta un rol de hijo, o un hijo el rol de padre, empiezan a aparecer problemas. Un hijo de 10 años no puede decidir si va al colegio, o si se tiene que duchar, o a dónde se van de vacaciones, o si se compran verduras o galletas. Esto es una decisión de los padres, y si le damos a los hijos potestad de tomar estas decisiones, les estamos dando una responsabilidad para la que no están preparados. No debemos confundir jerarquía con autoritarismo, ya que la jerarquía permite el diálogo y la negociación, pero la decisión final siempre será de los padres. Tampoco está reñido con fomentar su autonomía y su capacidad de decisión, pero cuanto más pequeños sean, más deberemos nosotros acotar las decisiones y respuestas posibles. Cuando son niños pequeños ¿quieres galletas de dinosaurio o de tostarrica? ¿Hoy quieres brócoli o berenjenas? ¿Vamos hoy a la playa o la piscina? Cuando son adolescentes: Toca organizar el viaje del verano. El año pasado tocó playa. ¿Dónde os apetece este año? Genial, papá y yo lo hablamos y ya os contaremos la decisión. El año que viene pasas a bachillerato, tenemos que decidir si sigues en el cole o pasas al instituto. ¿Tú que prefieres? Las opciones más cerradas o abiertas irán en función de la edad y madurez de los hijos. Pero recordemos, la decisión final será de los padres, a no ser que consideremos que deben tomarla ellos por algún motivo concreto. A veces les tocará a ellos tomar la decisión y esto será más frecuente cuanto más mayores se hacen: ¿ciencias o letras? ¿módulo o bachillerato? ¿estudiar en casa o fuera?   Si le damos a los hijos la capacidad de tomar decisiones para las que no están preparados pueden pasar 2 cosas: Que se convierta en un hijo tirano, donde considere que su opinión y decisiones están por encima de los padres. Que sea un hijo PARENTALIZADO, que sea él o ella quien cuide de sus padres. Lo que suele pasar en familias donde los padres son inmaduros o están enfermos. Y en ambas opciones no les estamos permitiendo desarrollarse en su rol como hijo. ¿Te habías planteado alguna vez la función de esta jerarquización familiar? Charlemos en el post de instagram!